LA RELAJACIÓN PROFUNDA II

LA VISIÓN DEL YOGA 


En esta segunda parte de la serie de relajación profunda, analizaremos un poco más  los conceptos de esta técnica para conectarla con algunas  de las enseñanzas fundamentales del Yoga.

Ten en cuenta que, todas estas prácticas corporales que vamos practicando ya sean de Yoga o Qigong, no son solo practicas corporales, son prácticas que se basan en una filosofía, todas estas prácticas, llevan implícito un mensaje directo a nuestro subconsciente, de tal manera que, conforme vayamos progresando en la práctica, mayor será nuestra comprensión de estos sistemas filosóficos.

Así en la práctica de la relajación Profunda, que es de la que ahora estamos tratando, tendremos en cuenta que, según la filosofía del Yoga, la energía vital o Prana, interviene en cualquier actividad efectuada por un ser vivo: circulación sanguínea, respiración, pensamiento, emociones, contracción de los músculos…

Como explicaba en la primera parte de esta serie, si alguno de nuestros músculos permanece con tensión, será como dejarnos un interruptor encendido, mucha de la energía que producimos o que, de alguna forma, tomamos de la naturaleza, se desgastará.

 Últimamente he  insistido mucho en mi práctica  con la relajación, varios de mis maestros me han indicado que trabaje sobre la relajación. Estaban y están en lo cierto, ya que no tiene mucho sentido trabajar con prácticas energéticas, si esa energía va a ser malgastada por no saber conseguir un buen estado de relajación.

Cuando aprendes a relajar correctamente, al acabar una sesión de Qigong o Yoga, deberías sentirte con más energía, nunca con más cansancio. 

¿Te suena de algo? ¿Crees que tú también puedes profundizar en tu relajación?

“Todos y todas  podemos profundizar un poco más en nuestra relajación”, es una frase que siempre suelo repetir en mis clases de yoga, cuando llega el momento de la relajación.

Por supuesto, las cargas emocionales, preocupaciones, ansiedad, ira… también producen tensiones con los consiguientes bloqueos energéticos y perdida de energía. No es casual que, una de las bases de las técnicas de higiene emocional (T.H.E) sea la relajación.

La prueba más clara de esta teoría, la tenemos en el típico ejemplo del conductor:

-Conductor novato, conduce 100 km y acaba agotado

-Conductor experto conduce 150 Km y está mucho mejor

Es evidente, la diferencia está en conducir con o sin tensión, está claro, clarísimo, ¿no crees? 

Tal y como te comentaba al principio, en esta entrada quiero ir un poco más allá, avanzar un poco en este camino de la relajación profunda.

Leyendo a Suami  Vishnu Devananda en su libro : El libro de Yoga, nos describe tres estados  de relajación que según la filosofía del yoga, se deben practicar progresivamente :

  • Relajación Física – Es la que he explicado en la primera parte, al igual que como para activar un músculo, utilizamos una señal enviada desde nuestro cerebro, para relajar también utilizamos este circuito, aprendemos a enviar ordenes claras desde nuestro cerebro a nuestros músculos para lograr que entren en relajación profunda .
  •  Relajación mental- Aquí,  S. Vishnu Devananda, va un paso más allá en la práctica, él nos indica que aparte de la relajación física, debemos aplicar la relajación mental.

 "La relajación mental la practicarás respirando lenta y rítmicamente y llevando toda tu atención a esto durante unos minutos... Esta es la manera de proporcionar relajación a la mente”, nos dice en su libro, Suami  Vishnu Devananda.

  •  Relajación espiritual –Cuantas veces lo he oído, me lo cuenta la gente muchas veces: “-por muchas prácticas de relajación, yoga, meditación, etc. que realizo, no consigo relajarme”, ¿te suena esta afirmación?

Conseguimos un estado de paz interior mientras dura la práctica en cuestión pero, al salir de la sala de prácticas, entramos en otra dimensión donde regresan nuestros bloqueos y nuestra neurosis.

Nos dice Suami Vishnu Devananda en su libro de yoga: “Cualquier intento de relajación será superficial hasta que no practiquemos y realicemos una relajación espiritual”. 

Bueno pues llegado a este punto, te cuento ¿de qué se trata la relajación espiritual?...

La relajación espiritual, a mi entender tiene mucho que ver con el fin último que buscan estas prácticas, resumiendo un poco, se trata de sustraerse a sí mismo de la idea de cuerpo y de la conciencia del ego. Dicho así, parece una meta solo alcanzable por esos yoguis que habitan las cuevas del Himalaya, pero pienso que para nosotros, seres mundanos que habitamos esta bulliciosa civilización es posible y muy necesaria ese tipo de relajación. 

Observar la inmensidad y el poder superior de la naturaleza, conectar y disfrutar en esos momentos de silencio y de calma después de tu práctica, quizás hacer un parón durante o al final esa frenética jornada laboral para meditar un rato y sumergirte en la inmensidad de ese silencio que vas a ir percibiendo cada vez más con la práctica habitual.

Esa conexión con el silencio, esa relajación profunda que se produce al dejarte ir, al aceptar que hay cosas que no dependen de ti, entonces sueltas responsabilidades que no son tuyas, conectas con el inmenso poder de la eterna pero cambiante  naturaleza y sientes que hay algo mucho más grande que tú, de donde todo sale y a donde todo regresa, formando parte de la eterna energía de la vida.

 

practicar,  y conseguir esa comprensión, de eso trata la relajación espiritual y de eso trata también este blog.

Para que puedas ir realizando alguna práctica que te pueda ayudar con esa conexión que explicaba, aqui te dejo el enlace a uno de mis audios.

 

Namasté

Xavi